El 3 de julio de 1955 pudieron las mujeres por primera vez emitir su voto en México, hace apenas 64 años.


Historia Global y Contexto

El sufragio femenino fue un movimiento internacional, uno de los primeros en alcanzar tal escala global, que buscaba el derecho de las mujeres de votar y ser votadas para cargo políticos. Sufragio es el derecho político de las personas para votar y ser votado. Tiene un aspecto activo, el ejercer el voto, y un aspecto pasivo, el ser votado.

En 1776 el estado de Nueva Jersey en Estados Unidos accidentalmente aprobó el sufragio femenino, verán la ley decía “personas” y no “hombres”, por ende las mujeres legalmente podían ejercer el voto. En cuanto se percataron del error la redacción fue cambiada y el voto de la mujer abolido en 1807. En países como Colombia y Australia en el siglo XIX, se empezaban a aprobar diferentes tipos de votos de la mujer restringidos, se establecían limitantes como: solamente mujeres casadas o viudas, y solamente elecciones locales o municipales. En 1869 el estado de Wyoming introduce el “voto igual”, no “universal”, puesto que permitía a las mujeres blancas votar, pero no a los hombres y mujeres de tez negra.

El primer país en el que la lucha sufragista logró conseguir que las mujeres votaran SIN RESTRICCIONES fue Nueva Zelanda, en 1893; sin embargo las mujeres no podían ser electas para cargos políticos hasta 1919.

Los “pioneros de la igualdad”, Finlandia, con la reforma de 1907 permitieron que las mujeres votaran y fuesen votadas y ocupasen cargos políticos en el parlamento, en esas elecciones por primera vez en el mundo hubo mujeres que ejercieron el derecho al voto, fueron candidatas a puestos, y ejercieron cargos políticos.


El Caso Mexicano

La historia del sufragio femenino en México se remonta a la época de la revolución mexicana. Una de las grandes luchas durante el periodo de la revolución mexicana fue una lucha por una democracia efectiva. Entre otras luchas como la lucha de clases, la ausencia de leyes laborales, y una economía basada en el capital extranjero, gran razón de por que explotó la revolución mexicana fue el hartazgo generado durante la época del Porifiriato.

“Sufragio Efectivo, No Reelección.”

El Plan de Guadalupe, el documento que firmó Venustiano Carranza repudiando el gobierno de Victoriano Huerta al acusarlo de traición en contra de Francisco I. Madero, convocaba a elecciones una vez que la paz fuese instaurada y establecía como objetivo: “asegurar a todos los habitantes del país la efectividad y el pleno goce de sus derechos y la igualdad ante la ley.

El caso mexicano fue una lucha social y gramatical, la Constitución Mexicana de 1917 otorgaba el voto a todos los ciudadanos, y el artículo 34 de la misma establecía:

“Son ciudadanos de la República todos los que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan además los siguientes requisitos:

I. Haber cumplido 18 años siendo casados y 21 si no lo son y
II. Tener un modo honesto de vivir.

Los diputados de la época alegaban que la redacción en masculino excluía a las mujeres, por el otro lado las sufragistas de la época decían que en español las palabras masculinas son el neutro gramatical y que engloba a ambos géneros. Los argumentos que se utilizaron para negar el voto de la mujer en la época fueron: que en la situación de México al momento las mujeres no sentían necesidad de participar en los asuntos públicos, y que esto se comprobaba por la falta de organización y movimientos de las mujeres exigiendo el derecho.

Igualmente se alegaba que “el que existiera mujeres excepcionales” con la capacidad de ejercer los derechos políticos, no implicaba que la mujer como “clase”, tuviese dicha capacidad. Que la dificultad para diferenciar entre las capaces y las no capaces dificultaría el proceso de elección y afectaría a la democracia.

Bajo el argumento de las sufragistas del masculino como neutro gramatical, en 1918, Hermilda Galindo se postuló como candidata a diputada y ganó la mayoría de votos, sin embargo México en aquel momento contaba con un Colegio Electoral, y éste no vió como válida su victoria.

El 8 de Enero de 1923, la legislatura del Estado de San Luis Potosí expide el primer decreto que garantiza el derecho del voto de la mujer en México. La iniciativa fue presentada ante el Poder Legislativo por el Gobernador Rafael Nieto Compeán. Las mujeres por primera vez en México son reconocidas como “electores con derecho a ser inscritas en el censo electoral”.

En el mismo año, Yucatan se vuelve igualmente uno de los primeros Estados en reconocer el voto de la mujer para elecciones locales (municipales y estatales). En esas elecciones Yucatan logró tener 3 diputadas y una regidora por primera vez, sin embargo tras el asesinato del entonces Gobernador Felipe Carrillo Puerto, las cuatro mujeres: Elvia Carrillo Puerto, Raquel Dzib Cicero, Beatriz Peniche de Ponce, y Rosa Torre González, se vieron obligadas a renunciar a sus puestos y el voto de las mujeres en el Estado fue anulado.

Después de esto, los estados de Chiapas y Tabasco reconocen el mismo derecho en 1925. Esto tras la lucha de grupos de mujeres organizados a nivel nacional como “Las Ligas de Orientación Femenina”, y el “Frente Único Pro Derechos de la Mujer”. Estos movimientos conformados por miles de mujeres de todo tipo, adelitas, revolucionarias, campesinas, obreras, entre otras se unieron para conseguir que estos derechos sean reconocidos.

El primer intento formal para que las mujeres tuviesen derechos políticos en México fue en 1937. El entonces Presidente Lázaro Cárdenas propuso una iniciativa de reforma al artículo 34 de la Constitución para que quedase de la siguiente forma:

“Son ciudadanos de la República todos los hombres y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan además los siguientes requisitos:

I. Haber cumplido 18 años siendo casados y 21 si no lo son y,

II. Tener un modo honesto de vivir.”

Aunque la iniciativa fue aprobada por las Cámaras Legislativas, y por varios Estados, no logró el computo necesario para reformar la Constitución. ¿El argumento principal? Que el voto de las mujeres se vería influenciado por los curas y padres de las iglesias.

No fue hasta el 17 de febrero de 1947 el Presidente Miguel Aleman publica en el Diario Oficial de la Federación la reforma al artículo 115 de la Constitución Mexicana que a nivel federal se reconocía el derecho de las mujeres para votar solamente en las elecciones municipales.

Finalmente el 9 de diciembre de 1953, el Presidente Adolfo Ruíz Cortines, después de que se le rechazó el readoptar la propuesta de reforma de Lázaro Cárdenas presente su propia iniciativa. Con esta, se le otorga el derecho para votar y ser votadas a las mujeres mexicanas, y el 3 de julio de 1955 se emite el primer voto de las mujeres en México.


La lucha del sufragio femenino es una lucha centenaria, que en México rindió fruto hace apenas 64 años. Hay mujeres hoy en día en nuestro país que durante un periodo de sus vidas no tuvieron el derecho de votar ni ser votadas.

Muchas veces sentimos que la lucha de las mujeres, las luchas feministas, los derechos que la mujer busca son luchas que se acabaron ya hace años. Que la mujer al ya ser considerada igual ante la ley no tiene mucho que luchar ya. Sin embargo, la sociedad aun tiene mucho camino que recorrer para conseguir una verdadera igualdad material más allá de la legal.

Hace poco, se reformó la Constitución Mexicana para ahora garantizar la Paridad Total en México. Hemos en 64 años luchado por los derechos políticos y constitucionales de las mujeres, no solamente para impulsar nuestro género, sino para tener una democracia representativa, eficiente, y real.

Es una lucha que sigue de pie, y todavía hay cientos de obstáculos para que las mujeres ejerzan de forma real y eficiente sus derechos políticos. El primer paso era el poder votar, el segundo paso era poder ser votadas, y el siguiente paso es que se garanticen desde los mismos partidos políticos y las instituciones el poder ser electas.


¿Te gusta lo que lees? ¡Invítame un café! Ko-Fi ♥︎

Publicado por Isabella

¡Hola! Bienvenidas y bienvenidos a mi página. Me llamo Isabella y soy estudiante de la carrera de derecho, me apasionan los derechos humanos, las perspectivas y culturas internacionales, el feminismo, los viajes, la política y el ámbito de los negocios. Me gusta hacer videos y tomar fotos (sígueme en instagram @isaleala), así como compartir mis pensamientos, opiniones e información que considero importante, o relevante al momento.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: