A las mujeres desde jóvenes nos enseñan a comportarnos y ser de cierta manera. Parte de esta forma de ser es competitivas, una contra otra. ¿Quién es la más bonita? ¿La más inteligente? ¿La que tendrá “el puesto” otorgado a la mujer para mantener la cuota mínima en diversidad?

En una sociedad que nos mantiene constantemente compitiendo entre nosotras, la sororidad es un acto de rebelión.

En mayo me tocó ir a un evento dónde la politóloga Flavia Freidenberg hablaba sobre las democracias incluyentes, particularmente sobre las mujeres en la política. Dijo algo que se me quedó muy gravado, y que en el discurso feminista ya había escuchado pero no entendido al cien por ciento. “Nosotras debemos dedicarnos a construir y no a destruir.”

Es un concepto muy sencillo realmente, no criticar a otras mujeres por lo que deciden ser o hacer. Ni por como se visten, ni por lo que opinan, podemos estar en desacuerdo, pero hay que evitar atacarnos en una sociedad que ansia tanto mantenernos calladas.


La palabra Sororidad viene del latín soror, que significa hermana. La RAE define la Sororidad como:  “Agrupación que se forma por la amistad y reciprocidad entre mujeres que comparten el mismo ideal y trabajan por alcanzar un mismo objetivo.” A mi me parece que esta definición se queda muy corta.

La Sororidad yo la definiría como: “Un lazo de unión entre mujeres que se basa en la dignidad, el respeto, la solidaridad e igualdad de derechos entre si mismas.”


La sororidad es una herramienta que nos permite, entre mujeres, impulsarnos a lograr nuestras metas. Elimina los celos y el sentido de competencia dolosa entre nosotras. No significa que entre mujeres no haya o no pueda haber competencia, sino que esta competencia debe ser sana, y cuando otra mujer gana no buscamos su destrucción, sino que la apoyamos y alentamos.

Es entender que entre más mujeres lleguen a puestos de autoridad, poder, y toma de decisión, mejor nos ira a las demás mujeres. No por que todas las mujeres generen acciones para beneficio de nuestro género, sino por que entre más mujeres, habrá más oportunidades de crecimiento para nosotras.


Reglas básicas que considero en mi día a día en relación a un estilo de vida de Sororidad:

  • Otras mujeres no son mi competencia, son mis hermanas.
  • Juntas nos deconstruimos y reconstruimos, todas estamos aprendiendo juntas.
  • Puedo estar en desacuerdo con otra mujer, pero esa no es razón para criticarla.
  • Entre nosotras solo nos impulsamos.
  • El ser mujer no exime a una de ser machista, debemos ser conscientes en nuestro hablar y pensar.
  • No puede haber libertad ni igualdad de la mujer si no es impulsada por la sororidad. Para alcanzar la meta mayor, el respeto de nosotras como personas y de nuestros derechos, debemos avanzar juntas.

La sororidad aplicada en el día a día nos beneficia a todas. Es la herramienta que nos permite avanzar y tener fuerza ante un sistema que vulnerabiliza (por qué las mujeres no son vulnerables), limita, y atenta en contra de nosotras. En la película de Las Sufragistas hay una frase que dice: “Si los hombres pueden luchar por su libertad y por sus derechos, ¿por qué esta tan mal que las mujeres luchen por su libertad y sus derechos?”

El feminismo es una ideología y un movimiento, la sororidad una de sus muchas herramientas, y entre más mujeres la utilicemos, y conscientemente nos apoyemos entre nosotras, más fuerza tendremos para lograr un mejor futuro para todas.


¿Te gusta lo que lees? ¡Invítame un café! Ko-Fi ♥︎

Publicado por Isabella

¡Hola! Bienvenidas y bienvenidos a mi página. Me llamo Isabella y soy estudiante de la carrera de derecho, me apasionan los derechos humanos, las perspectivas y culturas internacionales, el feminismo, los viajes, la política y el ámbito de los negocios. Me gusta hacer videos y tomar fotos (sígueme en instagram @isaleala), así como compartir mis pensamientos, opiniones e información que considero importante, o relevante al momento.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Súper interesante, muy idealista, desde mi muy personal punto de vista y lo que me tocó vivir en mis años laborales. Sinceramente espero que esa sororidad sobre la que escribes sea una realidad.

    Loveya!!!

    Lic. Laura Solano de Miguel

    >

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: